La famosa dieta de la piña

Piña dieta

Actualmente la dieta de la piña se  ha convertido en la favorita de las dietas para adelgazar rápidamente sin mucho esfuerzo. Es importante resaltar que sus efectos los avalan las incontables experiencias personales, a pesar de que los especialistas científicos no se ponen de acuerdo en no utilizarla o recomendarla. Probablemente es un poco restrictiva, pero los esfuerzos valen la pena porque si funciona.

Una dieta efectiva

Es considerada una de las más efectivas para las personas que buscan disminuir peso corporal en poco tiempo. En tan sólo unos pocos días, gracias a la dieta de la piña puedes perder entre 3 y 5 kilos; lo que siempre debe tenerse en cuenta es que dicha pérdida no es para siempre, porque al retomar la dieta regular, el peso volverá.

Razón para recuperar los pesos perdidos con la dieta de la piña

Debes saber que la piña es un alimento que funciona muy bien para quitar los excesos de líquidos en el cuerpo. Por ello, al consumir piña en proporciones elevadas por unos días, el organismo es capaz de eliminar rápidamente y con eficacia  todo el líquido demás en el cuerpo.

Todo esto ayuda a perder peso y a desinflamarse, pero esta no es la solución en un largo plazo, porque ninguna persona puede alimentarse solo de piña por mucho tiempo. Por esta razón, al volver a la alimentación regular la persona recupera los kilos.

Piña dieta

Como hacer la dieta de la piña con atún o pollo

La mejor manera de tener resultados positivos con esta dieta, es que realices tus 5 comidas regulares diariamente (desayuno, almuerzo, pequeño, la comida, merienda y cena) entre 3 y 5 días. Es fundamental que no te saltes ninguna de las 5 comidas, porque necesitarás de las energías de cada una de las comidas.

  • Desayuno: 2 rebanadas de piña en almíbar sin azúcar con dos vaso de agua y una rebanada de pan integral
  • Almuerzo: Zumo casero de piña. Para hacerlo pelaremos una y herviremos su corteza durante 30 minutos para luego colarla y beberla en un baso.
  • Comida: Algún tipo de carne magra como el pollo o pavo y 1 rodaja de piña natural para la fruta.
  • Merienda: Un sandwich de pan integral con atún y un yogur de sabor piña.
  • Cena: Indispensables las verduras como espárragos o zanahorias combinadas con una ensalada con trocitos de piña cortada fresca.

La clave de esta dieta está en combinar un poco de piña natural en cada comida y los otros alimentos ingeridos correspondan totalmente a la proteína animal. El pollo y el atún son los alimentos adecuados por su bajo contenido de calorías, el organismo quema la grasa acumulada, ya que es muy difícil obtener energía a través de la proteína.

Es recomendable beber suficiente agua para apoyar el proceso diurético y no efectuar actividades físicas fuertes, porque al organismo se le dificulta la obtención de energía y puede causar algunos problemas como mareos o debilidad.